Schneiderman Anuncia Orden Judicial Deteniendo Ventas De Tiempo Compartido En Hotel Manhattan Club

Orden prohíbe temporalmente a empresarios vender intereses de “tiempo compartido”, mientras se completa investigación de posible fraude; congela activos congela y prohíbe a empresarios “ejecutar” a compradores defraudados

A.G. Schneiderman: Compradores fueron engañados e inducidos a pagar decenas de miles de dólares para convertirse en propietarios; Luego se les negaron los beneficios tras ser usados como carnadas en operación fraudulenta

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció que obtuvo una orden de la corte hoy para detener las ventas de los intereses de tiempo compartido en el Manhattan Club, un hotel de lujo en el centro de Manhattan. La orden de un juez de la Corte Suprema de Manhattan requiere que los directores del club, Ian Bruce Eichner, Leslie H. Eichner, y Stuart P. Eichner, testifiquen en la corte sobre las prácticas del club y presentar documentos a la Oficina de Asuntos de Finanzas de Bienes Raíces del Fiscal General acerca las supuestamente fraudulentas tácticas de venta. La orden también prohíbe a las corporaciones a través del cual el club y los desarrolladores actúan vaciar las cuentas bancarias vinculadas al hotel durante la investigación. Al Manhattan Club también se le prohíbe la ejecución de los derechos de los compradores de tiempo compartido, que la Fiscalía General alega fueron defraudados en la inversión.

La investigación de la Fiscalía General fue estimulada por las quejas de personas que pagaron decenas de miles de dólares para convertirse en "propietarios" del Manhattan Club, pero no han podido hacer reservaciones debido a una supuesta falta de habitaciones disponibles de los operadores del hotel. Al mismo tiempo, las habitaciones del Manhattan Club se alquilan a través de Internet al público en general. Cerca de 14.000 personas que actualmente son dueños de tiempos compartidos para las 286 suites del hotel.

"Cuando los vendedores utilizan tácticas de alta presión para vender tiempos compartidos, los consumidores deben tener cuidado pues pueden no recibir lo que se les prometió. Estamos alegando que el Manhattan Club, cerca emblemático Carnegie Hall de Nueva York, es un claro ejemplo de un sistema usado como carnada para atraer clientes en un esquema de tiempo compartido", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Vamos a utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para proteger a los clientes de los estafadores sin escrúpulos y empresas depredadoras y hacer que los empresarios de Nueva York cumplan las promesas que hacen, ya sea oralmente, por sus argumentos de venta o en sus planes de oferta formales".

El sitio web de Manhattan Club presenta el alojamiento en el 200 West 56th Street como un "único" "hotel boutique de estilo residencia" que combina "un retiro vacacional en la propiedad con una suite de hotel de lujo" y que ofrece "un refugio difícil de encontrar en medio de esta activa ciudad. "El sitio web hace un llamado a las personas que" con frecuencia visitan la ciudad de Nueva York para disfrutar de los teatros de Broadway, restaurantes y tiendas, [y] conciertos de música clásica".

En abril y mayo, el Fiscal General envió investigadores encubiertos para grabar la presentación de ventas "Vacation Ownership Experience" (experiencia de vacacionar como propietario) del Manhattan Club, que tuvo lugar en el club. Como se alega en los documentos presentados por la Fiscalía General, los investigadores encontraron pruebas que indican que las tácticas de ventas de Manhattan Club representan un esquema de “carnada para atrapar”. A los compradores potenciales fueron atraídos con un argumento de venta implacable que incluye una serie de promesas engañosas, incluyendo que la participación en el Club de Manhattan es "mejor que el dinero en el banco." A los posibles compradores también se les dijo supuestamente que el club no alquila habitaciones al público en general, que las reservas eran fáciles de hacer, y que muy pocas restricciones se aplican a las reservaciones de los propietarios.

En el expediente se alega además que un cambio se produce después que se firma un acuerdo de compra, cuando un nuevo propietario se entera de un plan de oferta - que fue retenido ilegalmente antes de la compra - acerca de la diferencia entre lo que se les prometió en la presentación de ventas y lo que en realidad se ha comprado. Por ejemplo, contrariamente a las promesas explícitas del club, la disponibilidad de espacio para los propietarios está limitada por el alquiler de habitaciones para el público en general. Eso significa que todas las reservas están sujetas a disponibilidad y los propietarios, en algunos casos, nunca han podido utilizar el tiempo que han comprado. Además, los cargos anuales comunes de los propietarios han subido aproximadamente un 200% en los últimos diez años - a cerca de $2.000 por participación por año. Algunos propietarios frustrados han vendido sus participaciones en la propiedad por tan sólo $1 dólar, sólo para escapar de las dificultades y el pago de estos cargos.

Emitidas de conformidad con la sección 354 de la Ley General de Negocios, una disposición de la Ley Martin de Nueva York que confiere amplios poderes al Fiscal General para investigar y detener el fraude, la orden judicial prohíbe al Club de Manhattan la venta de aprovechamiento por turno (Timeshare), les impide retirar el dinero de ciertas cuentas bancarias, y les impide la ejecución respecto a las compras de Manhattan club durante el curso de la investigación. La orden también obliga a los directores del Manhattan Club, Ian Bruce Eichner, Leslie H. Eichner, y Stuart P. Eichner testificar acerca de las prácticas del club.

Otros nombradas en la orden, los agentes y las empresas que participan en las operaciones del club, son Scott L. Lager, T. Park Central LLC, O. Park Central LLC, Manhattan Club Marketing Group LLC, y New York Urban Ownership Management LLC.

Una copia de la orden de la corte puede obtenerse aquí: http://www.ag.ny.gov/pdfs/Order%20signed%207-24-2014.pdf

Para obtener información sobre cómo protegerse de estafas  tiempo compartido, vacaciones, mejoras para el hogar” y estafas de vacaciones y cómo protegerse, haga clic aquí http://www.ag.ny.gov/sites/default/files/pdfs/publications/Summer%2520Scams%2520Brochure.pdf

para el folleto de la Fiscalía General "No se deje quemar: Guía Fiscal General para proteger a los neoyorquinos de las estafas de verano".

El Investigador Jefe Adjunto John McManus de la oficina del Fiscal General es el principal investigador asignado a este caso. El Buró de Investigaciones está liderado por el jefe investigador Dominick Zarrella. Sylvia Rivera, Karon Richardson, Louis Carter, Richard Friedman y John Serrapica, todos de la Oficina de Investigaciones, también participaron en la investigación.

Este caso está siendo manejado por el Fiscal Auxiliar Serwat Farooq, el Jefe Adjunto Andrew H. Meier, y Jefa de la Oficina Erica F. Buckley, todos del Buró de Finanzas en Bienes Raíces, así como la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Económica Karla G. Sánchez.  Los Internos del Departamento Legal Jessica Eng y Robert Volynsky también ayudaron en la investigación.

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB Budget LegalRecruitment Human Resources Bureau home oaghome contact private policy disclaimer