Schneiderman Anuncia Declaraciones De Culpabilidad De Contratistas Que Pagaron De Menos A Trabajadores En Proyecto De Construcccion De Escuela

Empleadores de Brooklyn acordaron pagar $100, 000 en restitución a seis trabajadores; quedan prohibidos de trabajar en proyectos de la Autoridad de Construcción de Escuelas del Estado de Nueva York durante cinco años
Schneiderman: Los trabajadores deben recibir un salario legal en el estado de Nueva York

NUEVAYORK-El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy las declaraciones de culpabilidad y la sentencia de Universal Steel Fabricators, Inc. y de sus dueños, Harjinder Singh Paul y Emilio Franza, por no pagar los salarios vigentes a herreros en un proyecto de construcción de obras públicas en una escuela pública de la Ciudad de Nueva York. La compañía y sus propietarios están obligados a reembolsar a seis trabajadores más de $115.000, para restituir un salario que legalmente se le adeuda. Los acusados ​​se declararon culpables devarios cargos y fueron sentenciados a libertad condicional. Los acusados ​​tambiénquedan impedidos de hacer una oferta en proyectos de obras públicas del Estado de Nueva York, o inhabilitados, por un período de cinco años.

"Estaempresa de la construcción y sus propietarios se llenaron los bolsillos al falsificar los registros de nómina, haciendo uso de fondos públicos para pagar mal a trabajadores," dijo el Fiscal General Schneiderman. "Mi oficina perseguirá a los empleadores que muestran tal desprecio por la ley, por los contribuyentes del estado y de sus propios empleados. Además, nos aseguraremos de que estos malos actores estén impedidos de obtener contratos de obras públicas en el futuro".

De acuerdoa los documentos y declaraciones hechas en el registro de la corte, Universal Steel, ubicada en la calle 90 Junius en Brooklyn, realizo trabajos de marzo a junio de 2012 como subcontratista en un proyecto de la Autoridad de Construcción Escolar de la Ciudad de Nueva York en la Escuela Pública 41 en Queens. Tanto la Ley del Trabajo de Nueva York Estado y  los términos del contrato requieren los demandados pagar los salarios vigentes, que consiste en una tarifa de pago por hora más beneficios suplementarios, a todos los trabajadores en el trabajo.

Las leyes laboralesde Nueva York y los contratos de la Autoridad de Construcción de Escuelas requieren a los demandados presentar informes sobre la nómina semanal certificadas a la Autoridad de Construcción de Escuelas de la Ciudad de Nueva York, con los nombres y direcciones de todos los trabajadores en el proyecto, y certificar que habían pagado a los trabajadores salarios vigentes por cada hora trabajada.

Para ocultarsu esquema y tomar el dinero que por derecho le pertenecía a los trabajadores, los acusados ​​presentaronfalsos informes de nómina semanal certificados que afirmaban haber pagado todos sus trabajadores los salarios correctos. También no reportaron a varios empleados, que no recibieron el salario prevaleciente. Con la presentación de falsos informes de nómina certificados, los demandados indujeron la Autoridad de Construcción de Escuelas a pagarles más de $100.000 dólares que la agencia de la ciudad tenía el derecho de retener en nombre de los trabajadores.

El comisionado del Departamento deInvestigación de la Ciudad de Nueva York Mark G. Peters dijo, "la ciudad de Nueva York tiene una tolerancia cero para los vendedores que roban los salarios de sus trabajadores. DOI se complace en trabajar con el Fiscal General del Estado para exponer y detener este fraude pernicioso".

 

Paul, que vive en Princeton, Nueva Jersey, y Franza, de Woodhaven, Queens, fueron detenidos el 16 de octubre de 2013. Ellos y Universal Steel Fabricators, Inc., fueron acusados ​​enuna querella criminal de Hurto Mayor en Segundo Grado, en virtud de la Ley Penal § 155.40 (1), un delito mayor de clase C; Violación de la Ley Laboral § 220 (3) (d) (i) (3), un delito mayor clase D; Ofrecer un Instrumento Falso para Archivo en Primer Grado, en virtud de la Ley Penal § 175.35, un delito clase E; Falsificación de Registros Comerciales en Primer Grado, en virtud de la Ley Penal § 175.10, un delito grave clase E; Plan para Eefraudar, según la Ley Penal § 190.65 (1) (b), un delito clase E, y Violación de la Ley Laboral § 198-a (1), un delito menor no clasificado.

Universal Steel Fabricators se declaró culpablede un cargo de Hurto Mayor en Segundo Grado y Violación de la Ley Laboral § 220 (3) (d) (i) (3); Franza se declaró culpable de un cargo de Violación de la Ley Laboral § 220 (3 ) (d) (i) (1), un delito menor clase A, y Paul se declaró culpable de un cargo de Violación de la Ley Laboral § 198-a (1), un delito menor clase.

Losacusados ​​admitieronque estaban obligados a pagar los salarios vigentes a sus trabajadores en la escuela PS 41, ya que se habían realizado trabajos de construcción de otros proyectos del gobierno. Admitieron además que, sabiendo esto, que pagaron a sus trabajadores entre $ 13 y $16 por hora, en lugar de las tasas exigidas de $57,64 dólares por hora para los ayudantes de albañilería y $79.72 por hora para los trabajadores del acero.

Ley del salarioprevaleciente de Nueva York busca garantizar que los contratistas del gobierno pagan salarios que son comparables a las normas locales para una determinada línea de trabajo. Para los trabajos de construcción realizados por los organismos públicos, la ley exige el pago de tarifas por hora muy por encima del salario mínimo del estado ($ 8 por hora), así como los beneficios. Conforme a la Ley Laboral § 220 (3), cualquier contratista o subcontratista que no pague los salarios vigentes a los trabajadores en un proyecto de construcción de obras públicas pueden ser procesados, dependiendo con la gravedad de los cargos del monto total robado a los trabajadores.

La  HonorableDorothy Chin-Brandt de la Corte Suprema de Queens sentenció a los tres acusados ​​auna libertad condicional y ordenó a Franza y Paul a pagar $ 115,508.57 en restitución para los trabajadores defraudados.

La Oficina del Inspector Generalde la Autoridad de Construcción Escolar de la Ciudad de Nueva York investigó el caso y remitió el asunto a la Fiscalía General. SCA OIG investigadores Nick Scicutella y Charles Shevlin fueron los investigadores principales. Primer Asistente Inspector General Gerard McEnroe condujo la unidad responsable de la investigación. El Fiscal General dio las gracias al Inspector General de la Autoridad de Construcción Escolar de la Ciudad de Nueva York, que es supervisado por el Departamento de Investigación de la Ciudad de Nueva York, por su asistencia en la investigación y en el enjuiciamiento.

Los investigadores de laFiscalía GeneralAndrew Scala y Sixto Santiago participaron en la investigación. La unidad de investigación es supervisada por el Investigador Supervisor Luis Carretero y Director Adjunto Vito Spano.

El caso fue procesadopor la Fiscal Auxiliar Meredith McGowan de la oficina de Asuntos Laborales de la Fiscalía General, bajo la supervisión de la jefa de sección es Felice Sontupe y la de la oficina Terri Gerstein, y el Fiscal General Ejecutivo Adjunto para la Justicia Social, Alvin Bragg.

Groups audience: 
sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau