Schneiderman Anuncia Arresto De Propietario De Compañía De Limpieza Por No Pagar Salario Minimo Y Horas Extras Aun Despues De Acuerdo En Investigación Federal Civil

José Hernández Gramajo dejó de pagar salarios requeridos por ley e ilegalmente pidió a Limpiadores de Cine que trabajan para él devolverle el dinero que le había pagado tras hacer un acuerdo con el gobierno federal tras violaciones similares

Schneiderman: El abuso de los trabajadores y flagrante desprecio por la ley no será tolerado

BROOKLYN- El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy el arresto y sometimiento a la justicia de José Héctor Hernández Gramajo, el dueño de Royal Commercial Cleaning, con sede en Long Island, por no pagar salarios adecuados a los trabajadores que asignó para limpiar la sala de cine 14 del Sheepshead Bay Stadium. Hernández y su empresa de limpieza enfrenta el delito Hurto Mayor y Esquema para Defraudar, entre otros cargos criminales, por lo hacer que empleados le devolvieran el dinero que les adeudaba de una investigación federal anterior, para la presentación de solicitudes falsas de Seguro de Compensación Laboral y por presentar falsos reportes de impuestos estatales trimestrales para evitar el pago de seguro de desempleo. Fue procesado ayer en la corte criminal de Brooklyn.

"Una agencia federal sometió a este empleador por no pagar el salario completo a sus empleados - y aún después de eso, él continuó violando la ley", dijo el Fiscal General Schneiderman. "En Nueva York, quien cometa tal falta de respeto al estado de derecho y falta de respeto a los derechos de los trabajadores será arrestado".

JoséHéctor Hernández Gramajo,, de 37 años, de Huntington, Nueva York, posee y opera Royal Commercial Cleaning desde su casa. El negocio limpia al menos 27 salas de cine en el área de Nueva York, incluyendo la sala de cine situada en 3907 Shore Parkway en Sheepshead Bay, Brooklyn.

En noviembre de2011, y debido a una investigación previa por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, Hernández debía un total de casi $87.000 dólares, incluidos los salarios atrasados ​​aalgunos de sus 33 empleados. Según la denuncia penal de la Fiscalía General, presentada hoy, Hernández dio a esos empleados cheques por más de $ 3.000 y les dijo que cambiaran los cheques por efectivo y le devolvieran el dinero a él. Hernández dijo a los empleados que si no devolvían el dinero les despediría del empleo.

Además derobarle sussalarios atrasados, Hernández y su compañía pagan la mayor parte de sus empleados una tarifa fija de $ 700 o $ 800 dos veces al mes y no pagan a los empleados las horas extras por horas trabajadas en exceso de cuarenta horas a la semana. En general, estos empleados trabajaban siete días a la semana, ocho horas al día. Para estos trabajadores, la tarifa plana era inferior al salario mínimo. El capataz del grupo también recibió en pagó una tarifa fija y no recibió pago de horas extras por las más de 56 horas por semana que trabajó cada semana.

Losdemandados fueron acusados ​​de dos cargos deHurto Mayor en Tercer Grado, un delito clase D, un cargo de Esquema para Defraudar en Primer Grado, un delito clase E,

Violaciones de la Ley de Compensación de Laboral, de la Clase E delitos graves, tres cargos de Falsificación de Registros Comerciales en Primer Grado y Ofrecer un Instrumento Falso para Archivo en Primer Grado, delitos graves Clase E, seis cargos de Falta de Pago de Salarios de acuerdo a la Ley Laboral , un delito menor no clasificado, y un cargo de Omisión Intencional para no contribuir al Seguro de Desempleo bajo la Ley del Laboral, un delito menor no clasificado y un cargo de represalia, un delito menor de clase B. Hernández se enfrenta de 2 1/3 a 7 años de prisión.

El salario mínimo enel Estado de Nueva York es de $ 7.25 la hora. Después de 40 horas de trabajo, los empleadores están obligados a pagar las horas extras a la una y media veces la tasa de salario de un empleado. Es ilegal que los empleadores tomen represalias contra un empleado por reportar violaciones de la ley laboral.

El Fiscal Generaldio las gracias al Departamento de Trabajo de EE.UU. por su diligente investigación inicial de la empresa, y por su ayuda en este caso. Los cargos son acusaciones y los acusados ​​se presumen inocenteshasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal de justicia.

La investigación fue realizadapor el investigador Edward Ortiz, bajo la supervisión de los investigadores John Sullivan y Kenneth Morgan y el subjefe Vito Spano.

El caso está siendoprocesado por la Jefa de Sección del Buró de Asuntos Laborales Felice Sontupe bajo la supervisión del Jefe de la Oficina Terri Gerstein, el Fiscal General Ejecutivo Adjunto Alvin Bragg y la Fiscal General Ejecutiva Adjunta Kelly Donovan.

Groups audience: 
sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau