Schneiderman Recupera $ 2.5 Millones En Caso Soborno Y Fraude Al Medicaid En Hogar De Ancianos Del Bronx

La acusada falleció antes del juicio; Se recuperan millones de su herencia

Schneiderman: Dinero de los contribuyentes destinado a proteger a las personas mayores se ha recuperado para esos fines

NUEVAYORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy un acuerdo con los encargados  del patrimonio de la dueña de un hogar de ancianos del Bronx que fue procesada anteriormente por cargos de pagar miles de dólares en sobornos a un trabajador social de hospital para que este dirigiera a los pacientes al Kingsbridge Heights Rehabilitation and Care Center, Inc. El acuerdo establece que se devuelva más de$ 2.5 millones de la herencia de Helen Sieger al programa de Medicaid del Estado de Nueva York.

"Nuestro sistema deMedicaid es un recurso crítico para todos los neoyorquinos, y en particular para nuestros ciudadanos mayores más vulnerables", dijo el Fiscal General Eric Schneiderman. "Mi oficina está decidida a proteger el dinero del contribuyente de los regímenes criminales, y hay pocos programas tan sagrados como el sistema de Medicaid que provee servicios para nuestras personas mayores. Los que roban a los ancianos merecen ser procesados ​​ylos fondos robados totalmente restaurados".

Según el acuerdo,el patrimonio de Helen Sieger, quien controló el centro Kingsbridge Heights, ha devuelto $ 2,502,963.74 para el programa de Medicaid. El acuerdo cierra un caso criminal sobre soborno y hurto contra Sieger comenzado en el 2009. Seiger, que violó la fianza y huyó de Nueva York después de que fue acusada, y luego fue ubicada y traída de regreso a Nueva York por investigadores de la oficina del Fiscal General en agosto de 2010, murió en abril de 2011.

La acusacióndel 2009 alegó que 2009 y Kingsbridge establecieron  un esquema de sobornos ilegales con Frank Rivera, un ex asistente de trabajo social en el Hospital Presbiteriano de Columbia, para referir a los pacientes al hogar. Sieger y Kingsbridge fueron acusados ​​por ungran jurado del Condado del Bronx en 2009. Rivera se declaró culpable de delitos graves y delitos menores, violaciones de las disposiciones anti-soborno de la Ley de Servicios Sociales de Nueva York. Su sentencia está pendiente.

Según elauto de procesamiento y una acción de confiscación civil relacionada presentada por la Fiscalía General, a partir de 2005 Sieger, Kingsbridge y Rivera firmaron un plan por el cual Rivera referiría los pacientes dados de alta del Hospital Presbiteriano de Columbia a Kingsbridge, a cambio de pagos en efectivo. Sieger pagaba a Rivera $ 300 dólares por cada paciente que refinería y era admitido a Kingsbridge, más un adicional de $ 1,000 por cada diez pacientes. Rivera recibió más de $19.750 dólares de Sieger.

Como resultado deeste esquema, el número de pacientes que fueron ingresados ​​inadecuadamentea Kingsbridge y Sieger recibió $ 1,250,000 en pagos del programa de Medicaid. Además, la cifra total del acuerdo incluye daños que se pagarán al estado de unos $1.3 millones.

Después de ser acusada, Sieger fue excluida de la participación en el programa de Medicaid y el funcionamiento de la instalación se transfirió a un receptor designado por el Departamento de Salud del estado.

En enero de 2010, Sieger huyó de Nueva York, pero fue rastreada por la Unidad de Fraude de Medicaid del Fiscal General en un hotel de Miami y trasladada a Nueva York para ser juzgada. La investigación de la Fiscalía General reveló que Sieger, de Borough Park, Brooklyn, tenía varias cuentas bancarias, incluyendo cerca de $ 2 millones en una cuenta bancaria en Montana.

Permanecióen la cárcel en espera de juicio hasta su muerte, a los 57 años, de cáncer. A su muerte, la acusación contra ella se aplacó de acuerdo a la ley. El caso civil por fraude contra Sieger siguió pendiente y fue resuelto con este acuerdo con sus bienes.

La investigaciónsobre soborno fue llevada a cabo por los Fiscales Auxiliares Betty Rodríguez y Lissette Fernández, bajo la supervisión de la Jefa de la Unidad de Protección al Paciente, Cassandra Bethel. La acción de decomiso se llevó a cabo por la Fiscal Auxiliar Jill Brenner.

Apoyo a la Investigaciónfue proporcionado por el investigador de la Unidad de Protección del Paciente de MFCU, Analista Medico Catalina Mosher, RN, la Auditora-Investigadora Kizzy-Ann Waldropt y el Auditor Principal Investigador Emmanuel Archer.

La  Jefa de CumplimientoCivil  División de la Unidad de Control de Fraude de Medicaid Amy Held, el Fiscal Adjunto Paul J. Mahoney  y la Fiscal General Adjunta Mónica Hickey-Martin coordinó las investigaciones, bajo la supervisión de la Fiscal General Ejecutiva Adjunta, Kelly Donovan.

Groups audience: 
sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB Budget LegalRecruitment Human Resources Bureau home oaghome contact private policy disclaimer