Schneiderman Y DiNapoli Anuncian Declaracion De Culpabilidad De Dentista De Brooklyn Que Defraudo Al Medicaid Por Millones De Dolares

En el complejo esquema, el dentista ilegalmente pagaba para reclutar pacientes desamparados recipientes de Medicaid en comedores comunitarios, enviaba facturas en nombre de su hijo y no pagaba impuestos

Investigación conjunta de Fiscal General y Contralor asegura $700,000 en restitución y penas de prisión de varios años para dentista

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman y el Contralor Thomas P. DiNapoli, anunciaron  hoy la declaración de culpabilidad de Lawrence J. Bruckner, un dentista de Brooklyn que defraudó al programa Medicaid pagando ilegalmente con dinero en efectivo a reclutadores de pacientes desamparados recipientes de Medicaid y facturando a los contribuyentes a nombre  de su hijo por servicios que nunca proveyó. Bruckner también se declaró culpable de no pagar impuestos sobre ingresos que recibió de otros dentistas que trabajaban en sus clínicas. Bruckner pagará casi $700,000 dólares en restitución y recibirá una pena de prisión de varios años como resultado de esta investigación conjunta por el Fiscal General Schneiderman y el Contralor DiNapoli.

 

"Los profesionales médicos como el Dr. Bruckner no están por encima de la ley. Nuestra oficina procesará agresivamente a aquellos que utilizan comisiones ilegales para defraudar al sistema de Medicaid ", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Medicaid ofrece atención médica críticamente necesaria a millones de neoyorquinos. Estas prácticas fraudulentas privan al programa de recursos muy necesarios y afecta a los médicos que respetan la ley. Quiero agradecer a la Contraloría por su cooperación en este esfuerzo conjunto a nombre de los contribuyentes del estado de Nueva York ".

"El Dr. Bruckner explotó a las personas sin hogar para enriquecerse a costa de los contribuyentes ", dijo el Contralor DiNapoli. "Gracias a nuestro trabajo conjunto, este estafador cruel irá a la cárcel, perderá su práctica de Medicaid y se verá obligado a devolver el dinero de los ciudadanos trabajadores de Nueva York. El dinero de los contribuyentes no debe ser gastado en atención médica de mala calidad o inexistente. Mi oficina seguirá vigilando los pagos de Medicaid para proteger al público y salvaguardar la integridad del programa. Quiero dar las gracias al Fiscal General por su diligente atención a este caso".

Lawrence J.Bruckner compareció esta tarde en la Corte Suprema del condado de Brooklyn ante el Honorable Alexander Jeong, y se declaró culpable de dos cargos de Fraude de Atención Médica en el Segundo Grado, un delito de violación de la Ley de Servicios Sociales, y un cargo de Fraude Fiscal Criminal en Tercer Grado. La empresa de Bruckner, Dental Premier, PC, también se declaró culpable de un cargo de Robo en Gran Cuantía en Tercer Grado, una violación grave de la Ley de Servicios Sociales. Bruckner, de 62 años, vive en Plainview, Nueva York.

Bruckner,que dirigía una clínica dental en Bushwick desde el año 2003 y otra en Canarsie desde el año 1988, sometió cientos de reclamos falsos al programa de Medicaid. Bruckner y su compañía, Dental Premier, pagaron comisiones para que le buscaran, a él y por lo menos otros tres dentistas, pacientes que reciben Medicaid.

Enuna redada el año pasado, los investigadores confiscaron miles de archivos de pacientes y otros documentos de las oficinas de Bruckner. En una de las oficinas, los investigadores encontraron condiciones de suciedad e insalubridad. Poco después, el programa de Medicaid paró todos los pagos a Bruckner y los dentistas que trabajaban en sus oficinas, que estaban situadas en el 1155 Broadway el 1218 Avenida Remsen, en Brooklyn, entre el 2007 y el 2011.

Durante ese tiempo,la mayoría de los pacientes en dichas oficinas fueron traídos por los reclutadores. Bruckner y su negocio pagaron regularmente a los reclutadores comisiones de $25 a $30 por cada beneficiario de Medicaid que traían. Estos pacientes eran reclutados a menudo de albergues y comedores de beneficencia y transportados en furgonetas a sus oficinas. Bruckner además daba a los reclutadores de $15 a $20 para pagarle a los beneficiarios tras la conclusión de su visita.

Los reclutadores  también  cortejaban a los beneficiarios de Medicaid en la acera fuera de la práctica del 1155 Broadway y en una sala de espera compartida en la oficina utilizada por otros proveedores de atención médica. Las clínicas de Bruckner mantuvo libros de registro para dar seguimiento en torno a que reclutador trajo a determinado paciente.

Brucknertambién presentó facturas fraudulentas al Medicaid por servicios dentales supuestamente llevados a cabo en sus oficinas por su hijo, Joseph Bruckner, DDS, cuando en realidad su hijo nunca practicó en ninguna de las oficinas de su padre. Bruckner hizo a su hijo firmar en blanco los formularios de solicitud de Medicaid y alteró otros para evitar ser detectado. Medicaid pagó $471,703 dólares al hijo sobre la base de esas afirmaciones falsas. El hijo transfirió el 90 por ciento de estos pagos a Bruckner y mantuvo el restante 10 por ciento.

Brucknertambién dispuso que por lo menos otros tres dentistas trabajara en una o ambas de sus oficinas. Entre 2007 y 2010, estos dentistas pagaban a Bruckner para generar los pacientes de Medicaid. Bruckner no declaró estos ingresos en sus declaraciones de puestos al estado de Nueva York.

Brucknerpagara unos $559,424 dólares en restitución al Programa Medicaid y $121.912 al Departamento de Finanzas e Impuestos del Estado de Nueva York antes de la sentencia, la cual está programada para el 26 noviembre de este año.  Bruckner se ha comprometido a ser condenado a un período de uno a tres años en una prisión estatal. Él y su negocio también se enfrentan a una sentencia mínima obligatoria de cinco años de suspensión de la participación en los programas de Medicaid y Medicare.

La acusaciónfue el resultado de una investigación conjunta entre la Unidad de Control de Fraude al Medicaid de la Oficina del Fiscal General y la Oficina del Contralor del Estado de Nueva York. En mayo de 2011, el Fiscal General y Contralor llegaron a un acuerdo sin precedentes para combatir la corrupción y proteger los fondos públicos. El año pasado, su investigación conjunta llevó a  la acusación de cuatro personas por participar en un esquema de robo de los fondos asignados a un miembro del Senado Estatal.

El Fiscal General Schneidermanagradeció a la Oficina del Inspector General de Medicaid del Estado de Nueva York Departamento de Finanzas e Impuestos que también proporcionaron asistencia en la investigación.

Las investigaciones penalesde los otros dentistas que trabajaban en las oficinas de Bruckner están en curso y más arrestos son posibles.

De 2007 a2011, Lawrence Bruckner, Dental Premier, y tres otros dentistas se les pagó aproximadamente $6,3 millones a través del programa de Mdicaid del Estado de Nueva York por  los servicios dentales supuestamente llevados a cabo en las oficinas de Bruckner. Siguiendo a la acción judicial anunciada hoy, las oficinas de la Fiscalía General y la Contraloría seguirán investigando violaciones de la nueva Ley de Reclamos Falsos del Estado de Nueva York por parte de Bruckner y sus co-conspiradores, y podrá solicitar recuperaciones monetarias civiles de todos estos dentistas. Bajo la Ley de Reclamos Falsos, los infractores pueden ser obligados a pagar hasta tres veces el monto de la pérdida del programa de Medicaid y de hasta $12,000 por cada declaración falsa.

El caso estásiendo procesado por la Fiscal General Adjunta Especial Laura J. Meehan y Christopher Y. Miller, de la Unidad de Control de Fraude de Medicaid bajo la supervisión de la Jefa de Investigaciones Criminales Kelly L. Donovan, y el abogado Jay Speers. Mónica J. Hickey-Martin es la Directora de la Unidad de Control de Fraude de Medicaid. La investigación fue llevada a cabo por los investigadores Auditor Especiales Theresa White, Tandle Mateo, Volchyok Svetlana, Gina Donizetti, Milan Shah, y Edward Keegan, así como y los investigadores especiales Lisa McDonald, Wayne Rivers, Deis Kenneth, y Carlos Miranda.

El trabajo de auditoríae investigación de la Contraloría fue llevado a cabo por la Unidad de Investigaciones y la Unidad Rendición de Cuentas de Reclamos Médicos del Gobierno Estatal.

Groups audience: 
sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau