Schneiderman Anuncia 16 Arrestos En Fraude De Accidentes De Autos Fabricados

Los acusados ​​se estrellaban contra los vehículos de conductores desprevenidos para recibir pagos fraudulentos de seguros

Sometieron más de $400,000 en facturación fraudulenta

Schneiderman: Los autores de este peligroso plan serán sometidos a la justicia

 

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy los arrestos de 16 individuos por su papel en la fabricación de accidentes de automóvil para recibir pagos de seguros de manera fraudulenta. Como parte de una conspiración criminal que involucraba el choque intencional de autos con los de conductores desprevenidos o personas que aceptaban formar parte de los accidentes falsos, los demandados presentaron reclamos fraudulentos de seguros por $400,000. Los acusados enfrentan cargos  por  múltiples crímenes, incluyendo fraude de seguros, hurto y falsificación de documentos de negocios, así como el delito menor de conspiración  para cometer estos crímenes.

"Estos accidentes planificados ponen en peligro vidas inocentes, con el fin de obtener dinero fácil – ahora serán sometidos ante la justicia", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Acabar con esta operación criminal significa calles más seguras, y un mercado más justo para los consumidores cuyas primas de seguro se disparan como resultado del fraude. Nuestra oficina, junto y nuestros aliados en las fuerzas del orden, continuaremos trabajando para acabar con este crimen costoso y peligroso que deja a muchas víctimas a su paso. Los delincuentes tendrán que rendir cuentas por aterrorizar a neoyorquinos inocentes en la vía pública, y afectando a consumidores desprevenidos con un aumento de los seguros de automóviles".

Los acusados contribuyeron a crear nueve accidentes falsos, en Brooklyn, a partir de septiembre de 2009, con el fin de facturar de manera fraudulenta a las compañías de seguros y cobrar los pagos ilegales. Algunos de los acusados ​​presuntamente organizaron y participaron en los accidentes, mientras que otros estuvieron de acuerdo en fungir como pasajeros de los vehículos. Otros pretendían que justificar que habían estado en un accidente en particular, cuando en realidad ni siquiera habían estado en los vehículos que se estrellaron. El incidente más reciente detallado en el expediente de hoy se produjo en mayo de 2011.

Los acusados ​​utilizaron varios métodos para organizar los accidentes. En varios casos, los acusados ​​alquilaron camiones de U-Haul e intencionalmente se estrellaban contra taxis Livery. En esos casos, un grupo de acusados ​​conducía o eran pasajeros en un camión de U-Haul, mientras que el otro grupo de acusados ​​se encargaban de llamar a un taxi Livery, conducido por un conductor desprevenido, con el cual el conductor de U-Haul a continuación se estrellaría. En un segundo tipo de accidente fabricado, los acusados ​​pretendían ser peatones golpeados por otros de los acusados ​​o por los vehículos que circulan conducidos por conductores desprevenidos. En estos casos, los acusados ​​afirmaban que los conductores los atropellaron, cuando en realidad se lanzaban caminando contra el vehículo o golpeaban el vehículo para hacer que suene como si lo hubiesen impactado a ellos. Por último, en otros incidentes, los demandados acordaron chocar dos vehículos uno con otro.

En el estado de Nueva York, una persona lesionada en un accidente de vehículo de motor está automáticamente cubierta por la Ley de Seguro de Reparaciones de  Vehículos, comúnmente conocida como la Ley de No Culpabilidad (No Fault). Las compañías de seguros de No Culpabilidad están obligadas a suministrar los fondos para una amplia gama de servicios médicos y de salud por lesiones relacionadas con accidentes automovilísticos, hasta $50,000 por persona. Además de la cobertura médica, la víctima en un accidente de vehículo de motor puede ser elegible para obtener compensación monetaria de una compañía de seguros a través de una demanda por lesiones corporales derivadas de las lesiones resultantes del accidente.

La mayoría de los acusados presuntamente ​​accedieron a participar en los accidentes, a cambio de dinero por adelantado y la promesa de una demanda judicial por lesiones corporales después de que fueran tratados en una clínica médica. El expediente acusatoria sostiene que después de que se realizaron los accidentes, los acusados ​​mintieron a los agentes de policía que hicieron el reporte y fingieron que el accidente había sido real. La mayor parte de los demandados afirmaron falsamente que habían sufrido heridas como consecuencia de los accidentes y buscaron tratamiento en diversas clínicas médicas en Brooklyn. Estos acusados ​​llenaron formularios de seguros que incluyen información falsa acerca del accidente y las supuestas lesiones de los acusados ​. Las clínicas en donde los acusados ​​fueron tratados a continuación, solicitaron y, a menudo recibieron reembolsos de las compañías de seguros. Algunos de los acusados ​​también recibieron dinero de los acuerdos por demandas basadas en lesiones corporales.

Las siguientes personas esta acusadas de múltiples delitos, entre ellos fraude de seguros, hurto y falsificación de documentos de negocios, así como conspiración para cometer - estos delitos:

  • Jemal Aigle, 28 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Chantel Coke, 25 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Joseph Free, 24 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Elhajj Gonzales, 37 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Mark Gooding, 27 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Kenneth Hardy, 29 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Kenroy John, 23 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Darryl Johnson, 23 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Clarence McCollum, 46 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Kiran Newton, de 20 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Joan Vasquez, de 28 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Garry Walls, 27 años de edad de Brooklyn, NY;
  • Karon Washington, 22 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Nyiesha Washington, 29 años de edad, de Brooklyn, NY;
  • Tanisha Wheeler, 38 años de edad, de Brooklyn, NY; and
  • Cedric White, 23 años de edad, de Brooklyn, NY.

Estos arrestos son la culminación de una investigación conjunta sobre el fraude de seguros mediante accidentes falsos y de No Culpa por la Oficina del Fiscal General y el Departamento de Policía del la Ciudad de Nueva York (NYPD), en colaboración con el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (DFS) . El Fiscal General agradece a la Brigada de Investigación de Accidentes Fraudulentos del NYPD.

Este caso fue investigado por los detectives del NYPD Patrick Donohue, Peter Bowen, Christopher Geivye  y Joseph Oliver, bajo la supervisión del sargento Christopher Koch, el teniente Edwin Martínez, el capitán Donald Boller y el inspector Brian O'Neil. El Fiscal General, agradece al Superintendente del DFS Benjamin M. Lawsky, así como al Superintendente Ejecutivo Adjunto Joy Feigenbaum, director Frank Orlando y el investigador Arthur Masinksi de de la División de Fraudes Financieros y Protección al Consumidor del DFS. El Fiscal General también agradece al National Insurance Crime Bureau, compañía Allstate Insurance, compañía American Transit Insurance, Compañía de Seguros Countrywide, la compañía Farmers Insurance, Compañía de Seguros de GEICO, la empresa GMAC Insurance, Compañía de Seguros Repwest y a U-Haul por su ayuda en la investigación.

El comisionado de Policía de la Ciudad de Nueva York, Raymond W. Kelly, dijo: "Los esquemas de fraude de seguros médicos son alimentados por falsos accidentes automovilísticos y falsas lesiones  que en última instancia elevan el costo de los seguros. Felicito a la División de Investigación del Crimen Organizado, la Oficina del Fiscal General de Nueva York y Departamento de Servicios Financieros del estado por el éxito de la investigación. "

Benjamin M. Lawsky, Superintendente de Servicios Financieros, dijo: "Arrestos como estos son sólo el primer round en la lucha contra el fraude de No Culpa. Usaremos todas las herramientas a nuestra disposición para luchar contra este delito, ya que victimiza a los neoyorquinos honestos con pólizas de seguro más altas y los costos de atención médica. El Departamento de Servicios Financieros puso en marcha esta investigación cuando se descubrió un patrón de evidencias que vinculaban a los acusados ​​a una serie de accidentes falsos. El Departamento elogia Fiscal General Schneiderman y la Brigada de Investigación de Accidentes Fraudulentos del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York por trabajar en este sometimiento”.

El caso está siendo procesado por los Fiscales Generales Auxiliares Chin-Ho Cheng y Milton Yu y el abogada Superior de Investigaciones Nina Sas de la Unidad de Fraude de Seguros de Auto, bajo la supervisión de la Sub Jefe del Buró de Stephanie Swenton y la Jefe de la Oficina Gail Heatherly de la Oficina de Asuntos Criminales de la Fiscalía, y la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Criminal, Nancy Hoppock. El caso fue investigado por los investigadores Dennis Laverty, Elsa Rojas, Kenneth Morgan y Sixto Santiago; los  analistas Danyelle Ritter, Kurbatov Yuriy y Lori Alden Lori,  y el auditor Alex Ozechowski, bajo la supervisión del sub Jefe Adjunto Interino Leonard D'Alessandro y Jefe Interino de la oficina de investigaciones Dominick Zarrella.

Los cargos contra los acusados ​​son meras acusaciones y los mismos se presumen inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad.

 

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB Budget LegalRecruitment Human Resources Bureau home oaghome contact private policy disclaimer