Senadora Gillibrand Respalda Plan ‘I-STOP’ De Schneiderman Para Enfrentar Epidemia De Drogas Recetadas

La senadora Gillibrand se une a una amplia coalición bipartidista de apoyo a la creación de una base de datos en Internet, en tiempo real, propuesta por el Fiscal General, para dar seguimiento a los narcóticos que ameritan receta médica

La legislación pionera “I-STOP” enfrentará los abusos como el ir de doctor en doctor y las falsificaciones de recetas

 

NUEVA YORK – A raíz de la creciente epidemia de medicamentos recetados, la senadora de EE.UU. Kirsten Gillibrand anunció hoy su respaldo a la legislación propuesta por el Fiscal General Eric T. Schneiderman, mediante la cual se crearía una base de datos en línea para reportar y dar seguimiento a ciertas sustancias controladas. El apoyo de la senadora Gillibrand sigue el reciente lanzamiento de un informe de la Fiscalía General que detalla la creciente crisis creada por los abusos de las drogas recetadas en todos los rincones del estado de Nueva York. A nivel estatal, el número de recetas para todos los analgésicos narcóticos se ha incrementado en seis millones, de 16,6 millones en 2007 a casi 22,5 millones en 2010.

"El abuso de analgésicos adictivos se ha incrementado drásticamente en la última década, pero la regulación de nuestro estado y el seguimiento de estas drogas poderosas no ha estado a la altura", dijo la senadora Kirsten Gillibrand "Yo apoyo firmemente el proyecto de ley I-STOP del  Fiscal General Schneiderman, lo que ayudaría a frenar la práctica de ir de doctor en doctor, evitar el uso de medicamentos con prescripciones falsas, e identificar los pacientes que necesitan tratamiento de la adicción. Es la solución adecuada para hacer frente a la creciente epidemia de abuso de medicamentos recetados".

"Desde líderes nacionales como la senadora Gillibrand, policía y los defensores del derecho a la salud, el apoyo está creciendo todos los días para crear la base de datos I-STOP para hacer frente a la epidemia del abuso de medicamentos recetados en Nueva York", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Ahora es el momento para agilizar la comunicación entre los proveedores de cuidado de la salud y farmacéuticos para un mejor servicio a los pacientes, detener el tráfico de drogas de prescripción y ofrecer tratamiento a aquellos que son adictos".

El abuso de medicamentos recetados segundo problema más frecuente de drogas ilegales en Estados Unidos. Informes y estudios recientes han documentado los datos correspondientes en el estado. Por ejemplo:

  • Prescripciones en todo el estado de hidrocodona han aumentado un 16.7 por ciento, mientras que las de oxicodona han aumentado un asombroso 82 por ciento.
  • En Nueva York, la tasa de uso indebido de prescripción de medicamentos para el dolor entre los mayores de 12 años o más aumentó en un 40 por ciento desde 2002 a 2009, con cerca de 900,000 recetas de oxicodona y más de 825,000 recetas hidrocodona en 2009.
  • En Búfalo, donde está la más grande clínica de metadona fuera de la ciudad de Nueva York, el Sistema de Salud Católica, ha comenzado a reorganizar sus servicios para dar cabida a un aumento de la atención necesaria para tratar el número de madres adictas a opiáceos y los recién nacidos.
  • En Long Island, admisiones críticas y no críticas a tratamiento de drogas que involucran a otros opiáceos diferentes a la heroína y la cocaína han aumentado a un ritmo alarmante. Entre 2004 y 2009, el número de muertes debido a los efectos tóxicos de los opioides de prescripción fueron más del triple en el Condado de Nassau.
  • En North Country, los centros de salud han experimentado un espectacular aumento en el porcentaje de los ingresos no-críticos por abuso de sustancias relacionados con narcóticos con receta, eclipsando la cocaína y la heroína en los condados de Clinton y Franklin, y superando incluso a la marihuana en el Condado de St. Lawrence

El programa actual de monitoreo de rectas en Nueva York programa requiere que los farmacéuticos reporten de sustancias controladas que despachan al menos una vez cada 45 días. No hay seguimiento de las recetas por escrito y no hay ningún mecanismo alguno para que los farmacéuticos puedan asegurar que la receta presentada es válida.

I-STOP mejorará sustancialmente la eficacia del sistema actual. Su objetivo es permitir a los médicos y farmacéuticos suministrar los medicamentos prescritos para el dolor, y otras sustancias controladas, a los pacientes que realmente los necesiten. Al mismo tiempo, se armarán con los datos necesarios para detectar las interacciones entre medicamentos potencialmente peligrosos, identificar los patrones de abuso por parte de los pacientes, médicos y farmacéuticos, ayudar a las personas que sufren de adicciones paralizantes y prevenir la potencial adicción antes de que comience.
La legislación I-STOP del Fiscal General Schneiderman requiere:

  • Que el Departamento de Salud establezca y mantenga un sistema en línea para reportar en tiempo real y dar seguimiento a la información de sustancias controladas recetadas y despachadas;
  • Requiere que los profesionales de la salud revisen el historial de recetas de un paciente de sustancias controladas en el sistema antes de prescribir;
  • Requiere que profesionales o sus agentes reporten cada receta de esas sustancias controladas en el sistema en el momento de la emisión;
  • Requiere que los farmacéuticos revisen el sistema para confirmar que la persona que presenta este tipo de prescripción tiene una prescripción legítima antes de la dispensación de dichas sustancias, y
  • Requiere que farmacéuticos o sus agentes informen sobre la dispensación de estas rectas.

Estas mejoras del programa de monitoreo de medicamentos recetados son necesarias para ayudar en la atención al paciente, proporcionando al médico información precisa y actualizada, del historial de un paciente en la prescripción de sustancias controladas; eliminar el problema de robo, y recetas falsificadas que se utiliza para obtener sustancias controladas en las farmacias, enfrentar la práctica ilegal de “doc-shopping”  que consiste en visitar a diferentes médicos y farmacias para obtener medicamentos que ameritan recetas; facilitar el enjuiciamiento de los médicos corruptos, y lograr ahorros significativos para los programas de seguros de salud públicos y privados.

Programas de monitoreo de drogas controladas operan en 43 estados.

Una copia del reporte del Fiscal General sobre la crisis creada por los medicamentos recetados ilegales está disponible en línea en: Click Here

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau