schneiderman y nyc demandan al bank of new york mellon por defraudar al fondo de pensiones y otros clientes con aproximadamente $2 mil millones en comercio de divisas extranjeras

BONY prometía a los clientes la "mejor tarifa" en las transacciones de cambio de moneda extranjera – En cambio le daba la peor y se apropiaba la diferencia
El Fiscal General busca recuperar aproximadamente $2 mil millones de dólares a nivel nacional

 

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman y la Ciudad de Nueva York presentaron hoy una demanda contra el Bank of New York Mellon (BONY) por estafar a clientes en el intercambio de monedas extranjeras. La demanda busca recuperar los beneficios ilegalmente obtenidos por BONY Mellon al engañar a sus clientes. Las víctimas incluyen fondos de pensiones públicos y privados, incluidos los del Sistema de Retiro de la ciudad de Nueva York (NYCRS) y la Universidad Estatal de Nueva York.

Durante un período de 10 Años, BONY Mellon  engañó consistentemente los clientes sobre las tarifas en transacciones en monedas extranjeras. En lugar de proporcionar las mejores tasas de cambio -como había prometido - BONY Mellon dio las peores, o cerca de las peores tasas de intercambio de una determinada jornada diaria. El banco hizo cerca de $ 2 mil de millones en estas operaciones, las cuales representaban más del  65 por ciento de sus ingresos por comercialización de divisas.

"Este histórico caso pone al descubierto un fraude cometido contra el gobierno y los fondos privados de pensiones” dijo la Fiscal General Ejecutiva Adjunta Karla G. Sánchez. Esta oficina seguirá dedicando todos sus recursos para hacer rendir cuentas a los responsables del fraude, asegurar que nuestros mercados sean justos y transparentes, y mantener un solo conjunto de reglas para todos los participantes del mercado".

Los fondos de pensiones de la ciudad de Nueva York figuran entre los clientes de BONY Mellon más afectados y tuvieron pérdida de decenas millones de dólares como resultado de las tarifas fraudulentas. Además de NYCERS, los fondos incluyen el Sistema de Retiro para Maestros de la Ciudad de Nueva York, Fondos de Pensiones de Policía de la ciudad de Nueva York, subcapítulo 2, y el Fondo de Pensiones del Departamento de  Bomberos de la ciudad de Nueva York, subcapítulo 2.

Por lo tanto, la Fiscalía General ha trabajado con el Consultor Jurídico de la Ciudad de Nueva York y la Oficina del Contralor de la Ciudad de Nueva York.

"Como hemos demostrado muchas veces, vamos a utilizar el litigio para garantizar que los fondos de pensiones no sean estafados, ahora o en el futuro", dijo el Consultor Jurídico Adjunto de la Ciudad de Nueva York, John Low-Beer.  "Por tanto, hemos traído esta demanda para recuperar por daños de acuerdo al derecho en establecido por la ley."

"Los bancos deben proporcionar un servicio confiable y honesto a sus clientes. Por desgracia, esto no parece ser el caso de lo que se refiere a la Bank of New York Mellon y sus servicios de moneda extranjera proveídos a los Fondos de Pensiones de la ciudad de Nueva York ", dijo el Contralor Adjunto de Asuntos Jurídicos / Consultor General Ricardo Morales “Estamos confiados en que los jubilados de Nueva York y los contribuyentes recuperan lo que legítimamente le pertenece".

La demanda sigue a una investigación de meses de duración durante el cual la Fiscalía General  ha descubierto amplia evidencia y testimonios bajo juramento que revelan un elaborado plan para atraer a los clientes con promesas que BONY Mellon no tenía la intención de cumplir. El banco garantiza a los clientes de su programa de ‘Standing Instruction’ que iban a recibir la "mejor tarifa del día" o la "más competitiva / atractivas tasas de cambio (FX) disponibles para nosotros".

También alegó monitorear a los agentes de intercambio "para asegurarse de que la mejor tasa se obtiene para nuestros clientes", y que reiteró su "mejor ejecución" a los participantes del programa Standing Instruction. El banco también anunció  optimizaba las órdenes de compra y venta de sus clientes para obtener las mejores ejecuciones para ellos y que la ejecución de Standing Instruction se hacía “de forma gratuita”.

La investigación de la Fiscalía General encontró que las declaraciones de BONY Mellon eran falsas. Lejos de dar a los clientes que utilizaron el programa Standing Instruction  la "mejor tarifa del día," o "mejor ejecución", el banco hizo lo contrario: la peor o casi la peor de las tarifas disponibles para el banco ese día. Empleados BONY admitieron en testimonio que el banco ni procuraba las mejores tarifas para clientes habituales de Satanding Instruction ni la mejor ejecución. El banco ocultaba sus prácticas de precios a sus clientes y obtenía sus ganancias al quedarse con la diferencia entre el precio de lo peor el día que cobraba a sus clientes y el precio real de mercado en el momento de los intercambios.

BONY se benefició enormemente de su conducta engañosa. Su operación de comercialización de tasas de cambio de divisas a través de su programa Standing Instruction fueron siete veces más rentable que las transacciones en moneda extranjera que se habían negociado directamente, ganándose un promedio adicional de 15 puntos básicos por transacción. Mientras que el programa de Standing Instruction representaba sólo el 20 por ciento de BONY de las transacciones de cambio de divisas, represento del 65 a 75 por ciento de sus ingresos por el negocio de divisas.

El caso comenzó cuando un denunciante presentó una queja ante la oficina del Fiscal General. La acción del denunciante fue presentada originalmente por FX Analytics en 2009. Acorde con la Ley de Reclamaciones Falsas de Nueva York, la queja del denunciante se presentó de forma sellada, mientras que el Fiscal General tenía la oportunidad de investigar el asunto.

Mediante la presentación de esta demanda, el Fiscal General ha sustituido a la queja del denunciante en la acción, y agregó nuevas acusaciones. Las nuevas acusaciones de la Fiscalia General incluyen violaciones de valores bajo la Ley Martin de Nueva York. Esta demanda representa la primera vez que la Oficina del Fiscal General ha aplicado tanto la  Ley de Reclamos Falsos y la Ley de Martin en el mismo caso. La demanda también afirma que BONY Mellon violó las secciones de la Ley de Ejecutiva de Nueva York 63 (12), y 63 C; cometió fraude de ley común, y violó la obligación fiduciaria del Banco a los clientes que utilizan el programa de Standing Instruction. El Contralor de la Ciudad y la Ciudad se han unido al Estado en esta acción.

Por estas violaciones, el Fiscal General busca forzar a BONY Mellon a devolver sus ganancias, la restitución, indemnización, con respecto a las violaciones Ley de Reclamos Falsos, daños triples y multas de $12,000 por cada violación.

El caso está siendo manejado en forma conjunta por las Oficinas  de Protección del Inversionista y Protección al Contribuyente de la Fiscalía General, por el Abogado Principal Roger Waldman (IPB), y los Fiscales  Generales Adjuntos Shmuel Kadosh (IPB) y el sub jefe de la oficina de John Carroll (TPB) bajo la supervisión de los jefes de oficina Marc Minor (IPB) y Randall Fox (TPB) y la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Económica Karla G. Sánchez. Por la oficina del consultor Juridico de la ciudad de Nueva York, el caso está siendo manejado por el Consejero Jurídico Principal John Low-Beer.

CONTEXTO
La Ley de Falsos Reclamos del Estado de Nueva York ofrece incentivos para los denunciantes que reporten casos que afecten a entidades gubernamentales, tales como los fondos de pensiones que han sido defraudados. Esta disposición permite que denunciantes obtengan entre 15 y 25 por ciento de la recuperación obtenida a nombre de Nueva York.

Cuando era senador estatal, el Fiscal General Schneiderman fue autor de enmiendas para fortalecer la Ley de Reclamos Falsos. Estas mejoras, conocidas como la Ley Contra el Fraude y por la Recuperación, permiten al Estado obtener una indemnización triple y sanciones de las empresas o personas que defrauden al gobierno, o de violen sus obligaciones de pago a las entidades gubernamentales.

El Fiscal General Schneiderman creó la Oficina de Protección del Contribuyente en enero de 2011 específicamente para manejar los casos de los denunciantes encubiertos y los casos en que el propio gobierno ha sido la víctima.

La Ley Martin faculta a la Fiscalía General para proteger a los inversores de fraude que se produce desde o dentro del Estado de Nueva York.

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB Budget LegalRecruitment Human Resources Bureau home oaghome contact private policy disclaimer