Schneiderman Recupera $2.95 Millones De Compañia De Electricidad Y Gas Que Engaño A Miles De Neoyorquinos

A los clientes se le prometió ahorro, pero las facturas se dispararon con un incremento promedio de $30 por mes
Acuerdo incluye restitución para los consumidores víctimas, así como restricciones a la empresa para poner fin a su conducta fraudulenta
Schneiderman: "Este acuerdo pone a los proveedores de energía sobre aviso - Abusos a los consumidores no serán tolerados"

 

NUEVA YORK – El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy un acuerdo multimillonario con dos empresas de energía independientes que utilizaron tácticas fraudulentas de mercadeo para engañar a decenas de miles de neoyorquinos. Según el acuerdo, Columbia Utilities LLC y Columbia Utilities Power LLC (Columbia) pagaran $ 2 millones en restitución a los consumidores la en el área de la ciudad de Nueva York, $200.000 dólares en sanciones estatales, y una penalidad adicional de $750,000 dólares si no cumple con los términos. Además, Columbia tendrá que cumplir con nuevas restricciones en sus prácticas de comercialización para evitar fraudes en el futuro.

"Los consumidores fueron atraídos por falsas promesas de Columbia para un gran ahorro y otras ofertas engañosas, sólo ser cargados con costosas facturas de energía",  dijo el Fiscal General Schneiderman. "Estos son tiempos económicos difíciles, y las empresas depredadoras que explotan a los neoyorquinos, quienes procuran ahorrar su dinero duramente ganado, tendrán que rendir cuentas. Este acuerdo pone a los proveedores de energía sobre aviso de que tales abusos al consumidor no serán tolerados".

Columbia es una empresa de servicios energéticos (ESCO) que vende la electricidad y el gas natural a través de mercadeo telefónico y ventas puerta a puerta a los clientes residenciales y empresariales. Las presentaciones de ventas y publicidad prometieron a los clientes de 15 a 20 por ciento en ahorros por cambiarse de sus empresas de servicios públicos locales de electricidad y gas natural a Columbia. Sin embargo, los clientes de Columbia generalmente terminaban pagando mucho más de lo que pagarían si se hubieran quedado con su compañía local - un aumento promedio de $30 por mes.

Cuando los consumidores se dieron cuenta de los altos precios más y trataban de cancelar su servicio, Columbia se negó y señaló que el contrato fue por un plazo de 12 meses - un detalle que no reveló claramente en el momento de la inscripción. Los representantes de ventas no revelaron a los clientes que se verían obligados a permanecer en Columbia por un año, independientemente del precio. Los vendedores asociados tergiversaron los términos del contrato prometiéndoles a los consumidores que podrían volver a su antigua empresa de servicios públicos en cualquier momento. Otros consumidores reportaron que el representante de ventas de Columbia les llevó a creer que se trataba de una empresa de servicios públicos local, en lugar de una ESCO.

El acuerdo establece normas estrictas para prevenir la mala conducta en el futuro y proteger a los consumidores de las prácticas comerciales engañosas. Estas incluyen:

  • Columbia no puede hacer afirmaciones sin fundamento sobre futuros ahorros.
  • Columbia no puede presentarse como una afiliación de una empresa de servicios públicos locales y debe mostrar claramente que se trata de una entidad independiente.
  • Los clientes actuales que firmaron un contrato de un año pueden cancelar su contrato sin ningún tipo de cargo por cancelación. Todos los contratos en el futuro serán de mes a mes.
  • Columbia deberá aplicar estrictos controles de calidad para prevenir la mala conducta en ventas futuras, incluyendo grabación y revisión de las llamadas, investigando exhaustivamente cualquier queja de los consumidores, y el empleo de un oficial de cumplimiento a tiempo completo.

Los clientes actuales o anteriores de Columbia que creen que fueron perjudicados por las prácticas engañosas de ventas de Columbia y el desean procurar restituciones pueden llamar al a la Línea de Quejas del Consumidor de la Fiscalía General, al (1-800-771-7755),  para obtener información sobre la solicitud de reclamaciones.

Columbia cooperó plenamente con la investigación del Fiscal General y cambió algunas de sus prácticas problemáticas durante el curso de la investigación.

La investigación estuvo a cargo de Asistente del Fiscal General Keith H. Gordon, bajo la supervisión de Jeffrey K. Powell, sub jefe de la Oficina Protección al Consumidor Contra el Fraude.

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau