Schneiderman Demanda Al Gobierno Federal Por Negarse A Examinar Fracturacion Hidraulica

La solicitud para el estudio de la fracturación hidráulica en la cuenca del Río Delaware fue ignorada - a pesar de que la perforación afectará las fuentes acuíferas y partes de ocho condados de New York

Gobierno federal abandona responsabilidad requerida por ley de evaluar impactos en la salud pública y ambiental de la extracción de gas natural

Schneiderman: Los federales tienen la obligación de proteger la salud pública y seguridad – y los obligaremos a hacerlo

 

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy que ha presentado una demanda contra el gobierno federal por su negativa a comprometerse a una revisión completa del medio ambiente y propuestas regulaciones que permiten la perforación de gas natural - incluyendo los efectos potencialmente nocivos de las técnicas de "fracturación"- en la cuenca del río Delaware. El mes pasado, el Fiscal General advirtió al gobierno federal que si no se comprometían a llevar a cabo una revisión ambiental completa antes autorizar la perforación de gas, tomaría acciones legales para obligarlos a realizar dicho estudio.

"Antes de hacer cualquier decisión sobre la perforación, es nuestra responsabilidad seguir las reglas y entender los efectos a la salud pública y  la seguridad planteados por la potencial explotación de gas natural", dijo el Fiscal General Schneiderman. El gobierno federal tiene la obligación de realizar los estudios necesarios, y como dijimos claramente el mes pasado, esta oficina los obligará a hacerlo. El bienestar de las personas que viven cerca de la cuenca del río Delaware, así como los millones de neoyorquinos que dependen de su agua pura para beber todos los días, no será ignorado".

En abril, justamente días antes de que una explosión en un sitio de perforación de gas natural en Pennsylvania causara que galones de agua mezclada con productos químicos se derramara sobre la tierra aledaña y en un arroyo cercano, el Fiscal General exigió que el gobierno federal cumpla con la Ley Nacional de Política Ambiental Nacional (NEPA, por sus siglas en inglés). La ley requiere que las agencias federales lleven a cabo una revisión completa de las acciones que puedan causar impactos ambientales significativos.
A pesar del requerimiento legal, la Comisión de la Cuenca del Río Delaware (DRBC, por sus siglas en inglés) - con la aprobación de sus organismos federales – propuso unos reglamentos que permiten la explotación de gas natural en la cuenca sin realizar ninguna revisión. Representada por el Brigadier del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE.UU, General Pedro A. DeLuca, las agencias federales involucradas incluyen el Ejército, el Servicio de Parques Nacionales, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre  de Estados Unidos y la Agencia de Protección Ambiental.

Schneiderman ha pedido al gobierno federal cumplir con sus obligaciones de NEPA suspendiendo sus consideraciones sobre las propuestas regulaciones y llevar a cabo una revisión completa de todos los efectos de salud pública y los riesgos de seguridad planteados por la extracción de gas natural en la Cuenca. En ese momento, Schneiderman pidió además que esta revisión incluya una evaluación de los impactos acumulativos de ‘fracturación’ generalizada dentro de la cuenca, así como la alternativa de no autorizar la explotación de gas natural dentro de la porción de la Cuenca que incluye la fuente acuífera del oeste del Hudson la ciudad de Nueva York del

Si bien los organismos federales determinaron que la perforación de gas natural en la cuenca potencialmente puede resultar en impactos ambientales significativos y que el estudio de los impactos se debe realizar, el principal organismo del DRBC, Cuerpo de Ingenieros del Ejercito de EU, respondió la semana pasada y dejó claro que ellos y  otras agencias no harán ningún compromiso. Esa determinación quebranta el requisito de NEPA.

La demanda fue presentada en el Distrito de la Corte Federal, en Brooklyn, donde se encuentra la oficina del General DeLuca.

La propuesta de reglamento para la explotación de gas natural permitirá el fracturamiento hidráulico de gran volumen combinado con perforación horizontal (una técnica comúnmente conocida como "fracking") - en la cuenca. A menos que sean cuidadosamente estudiadas y sometidas a estrictos controles, la fracturación plantea riesgos para el medio ambiente, la salud y las comunidades, incluida la utilización de grandes volúmenes de agua de los riachuelos y arroyos, la contaminación potencial de los suministros de agua potable, la generación de residuos, aumento del ruido, el polvo y la contaminación del aire , y los posibles daños a la infraestructura de la comunidad y el carácter por el crecimiento de la actividad industrial. Debido al potencial de impactos significativos a partir del fracturamiento hidráulico en la cuenca, las agencias federales pertinentes están obligadas a cumplir con NEPA realizando una revisión completa del impacto de la las regulaciones propuestas por la DRBC para la extracción de gas natural.

La cuenca del río Delaware incluye una porción de las fuentes acuíferas de Nueva York y partes de los condados de Broome, Chenango, Delaware, Schoharie, Green, Ulster, Orange y Sullivan. La porción designada por el gobierno federal como escénica y recreativa de la parte superior del río (y sus afluentes), es una fuente pesquera de importancia nacional, de navegación y el destino de recreo. Además, aproximadamente el 58 por ciento de la superficie de la ciudad de Nueva York al oeste de la cuenca-Hudson está dentro de la cuenca. Esa parte de la cuenca proporciona la mayor parte del agua potable utilizada por más de nueve millones los residentes de Nueva York y sus visitantes. 

El DRBC estima que su propuesta de reglamentos permitiría la perforación de entre 15,000 y 18,000 en la cuenca, la mayoría de los cuales se espera que sean desarrollados por fracturamiento hidráulico. Los reglamentos fueron propuestos sin antes llevar a cabo una evaluación de los impactos ambientales asociados al fracturamiento hidráulico en la cuenca.

El DRBC es un organismo federal interestatal creado a través de un pacto acordado por el Presidente, el Congreso y legisladores estatales y gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey, Pennsylvania y Delaware. La Comisión tiene la autoridad legal para aprobar o desaprobar las actividades que pueden tener un efecto sustancial en los recursos hídricos dentro de las 13,500 millas cuadradas de la Cuenca del Río Delaware - incluyendo más de 2,300 millas cuadradas en Nueva York. Bajo la ley federal, el DRBC y las agencias federales involucradas en la formulación de sus políticas y reglamentos están sujetos a la NEPA.
  
Este caso está siendo manejado por el Inspector General de fuentes acuíferas de la ciudad de Nueva York Philip Bein, Inspector General Científico de dicho organismo, Carlos Plata, Ph.D., y Fiscales Auxiliares Michael J. Myers, Morgan Costello  y  Adam Dobson, bajo la supervisión del Jefe del Buro de  Protección Ambiental de la Fiscalía General, Lemuel M. Srolovic.

Attachment:

 

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB Budget LegalRecruitment Human Resources Bureau home oaghome contact private policy disclaimer