Schneiderman Insta Al Presidente Del Comité De Energia De La Camara De Representantes A Mantener Regulaciones Ambientales Que Reducen La Contaminacion Toxica Del Aire De Nueva York

Schneiderman encabeza una coalición de cinco Fiscales Generales que advierten que una Resolución propuesta en la Cámara de Representantes de EE.UU. debilitaría importantes protecciones para la salud y el Medio Ambiente
Las plantas de cemento de Ravena junto a otras dos representan colectivamente el 20% de todas las emisiones de mercurio anualmente en Nueva York

NEW YORK – El Fiscal General Eric T. Schneiderman encabeza una coalición de fiscales generales de Connecticut, Delaware, Maryland y Massachusetts, que hoy instaron a la Cámara de Representantes de EE.UU.  a rechazar los esfuerzos para eliminar importantes normas ambientales que protegen a las comunidades de Nueva York de la contaminación tóxica. En una carta al representante Fred Upton, Presidente de los comités de Energía y Comercio en la Cámara de Representantes, Schneiderman y sus colegas fiscales generales detallaron su oposición a  propuesta de Resolución Conjunta N º 9, que eliminaría las restricciones sobre emisiones de mercurio y otras sustancias toxicas para la salud humana y el Medio Ambiente de la industria del cemento. La resolución fue remitida al presidente del comité Upton el 1 de febrero.

Estas restricciones, emitidas por la Agencia de Protección del Medio Ambiente en septiembre, son el resultado de una exitosa demanda judicial presentada por Nueva York y los Estados en virtud de la Ley Federal de Aire Limpio.

 "Revocar regulaciones ambientales de sentido común, priorizando los intereses de la industria cementera sobre el aire que respiran los neoyorquinos, es simplemente inconcebible", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Esta resolución podría bloquear las protecciones por las que nuestra coalición de fiscales generales luchó para obtener y revertir los logros en la protección de la salud pública de las emisiones de contaminantes peligrosos del aire por la industria del cemento. Nos oponemos firmemente a esta equivocada resolución y seguiré trabajando para mantener a nuestras familias y comunidades libres de mercurio y otros contaminantes dañinos".

Las normativas en cuestión regulan las emisiones de mercurio y otros tóxicos de las plantas de cemento Portland en todo el país, incluso en Nueva York. El cemento Portland es el tipo más común de cemento y un ingrediente básico para hormigón, mortero, estuco y lechada.

El estado de Nueva York cuenta con tres plantas de cemento Portland: la planta de Lafarge en Ravena, la planta de Holcim en Catskill y la planta de Leigh Noreste en Glens Falls. En conjunto, estas tres plantas descargan aproximadamente 170 libras de emisiones de mercurio en el aire de Nueva York cada año - cerca de 20 por ciento de todo el mercurio emitidos anualmente en el estado.
Una copia de la carta está disponible abajo.

 

14 de febrero del 2011

Honorable Fred Upton,
Presidente del Comité de Energía y Comercio
Cámara de Representantes de EE.UU.
2183 Rayburn House Office Building
Washington, DC 20515

Asunto:             H.J.Res.9: Resolución conjunta procurando bloquear las           regulaciones sobre contaminantes peligrosos del aire de las           plantas de cemento de Portland

Estimado congresista Upton:

            Le escribimos para pedirle su oposición a la Resolución Conjunta No. 9 de la Cámara de Representantes, una resolución que bloquearía importantes reglamentos que requirieren a  las fábricas de cemento instalar apropiados controles de contaminación, los cuales logran una reducción importante en la emisión del tóxico mercurio y otros peligrosos contaminantes que dañan la salud humana. Como veremos más adelante, estas normas son plenamente compatibles con la protección de la salud requeridas por el Congreso requirió mediante las enmiendas de 1990 a la Ley de Aire Limpio.

Las plantas de cemento Portland son una de las mayores fuentes de emisiones atmosféricas de mercurio en el país. Las fuentes de mercurio emitidas durante la fabricación de piedra caliza, aditivos (por ejemplo, sílice), carbón y coque de petróleo.

El mercurio liberado en el aire puede llegar a los lagos, ríos y aguas costeras, donde la forma más tóxicas pueden acumularse en peces y mariscos, las principales fuentes de exposición al mercurio para los seres humanos. Por ejemplo, en Nueva York, el Departamento de Salud ha publicado avisos sobre el consumo de peces de al menos 136 lugares de pesca, advirtiendo a las mujeres en edad fértil no comer pescado debido a los peligrosamente altos niveles de mercurio. El mercurio puede dañar el cerebro, corazón, riñones, pulmones y sistema inmunológico. Los niños y los fetos en desarrollo están particularmente expuestos a riesgos, incluso con pequeños niveles de mercurio vinculados a problemas de memoria, atención y desarrollo del lenguaje. Además, el mercurio puede reducir la reproducción, disminuir el crecimiento y el desarrollo, provocar comportamiento anormal, e incluso la muerte en los animales salvajes que comen pescado contaminado.

Para proteger a la ciudadanía de los niveles peligrosos de mercurio y otros contaminantes dañinos, nuestros estados demandaron a la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA) en febrero de 2007, retando los estándares de emisiones de la EPA de establecidos en el año anterior para los contaminantes peligrosos del aire de las plantas de cemento nuevas y existentes de Portland, (71 Fed. Reg. 76518 (20 de diciembre de 2006). Nueva York, et al. v. EPA (D. C. Cir. 07-1052). En la Sección 112 de la Ley de Aire Limpio, el Congreso requirió la EPA establecer estándares de emisión para contaminantes atmosféricos peligrosos, como el mercurio, de las principales fuentes de emisión que representen el grado máximo de reducción, teniendo en cuenta el impacto en los costos, la salud, el medio ambiente y energía (conocido como "Tecnología de Control de Máximo Disponible", o estándares de "MACT"). 42 U.S.C ' 7412 (d).

Al establecer  los estándares de  MACT, la EPA establece la "plataforma" MACT, basada únicamente en los niveles de emisiones logrados por las fuentes con mejor desempeño en esa industria. La Sección 112 no permite a EPA considerar los costos para establecer la plataforma MACT para los contaminantes peligrosos del aire. Véase el Sierra Club v. EPA, 479 F.3d 875 (DC Cir. 2007). Por el contrario, la ley obliga expresamente a la EPA a considerar los costos al determinar la conveniencia de establecer estándares aún más estrictos, "más allá-de la plataforma-". 42 USC "7412 (d) (2).
Nuestros estados desafiaron las regulaciones del 2006 de  EPA  por varias razones, incluyendo que las regulaciones permitirían las fuentes utilizar estándares habituales de trabajo - a diferencia de estándares basados en el uso de equipos de control de la contaminación, - para cumplir con el estándar MACT para las emisiones de mercurio. Después de la presentación de nuestra demanda, el Circuito del Distrito de Columbia emitió una resolución en Sierra Club v. EPA, 479 F.3d 875 (DC Cir. 2007), en la que invalida los estándares MACT de la EPA para los contaminantes peligrosos del aire de los hornos de ladrillo. A la luz del hecho de que el tribunal rechazó los argumentos jurídicos en los que la EPA se basó en la justificación de la normativa para las plantas de cemento, la EPA acordó reconsiderar los estándares MACT para los contaminantes peligrosos del aire de las plantas de cemento Portland.

Basado en un extenso análisis de las emisiones de las plantas de cemento existentes, la EPA propuso revisar los estándares MACT para el mercurio y otros contaminantes en mayo de 2009. 74 Fed. Reg. 21.136 (6 de mayo de 2009). Tras  un largo período de intervención pública, la agencia promulgó los estándares revisados definitivos MACT para la industria de fabricación de cemento de Portland en septiembre de 2010. 75 Fed. Reg. 54970 (09 de septiembre 2010). Sobre el mercurio, la EPA establece el estándar MACT  para los hornos de cemento nuevo y existente basado en las tasas de emisiones logradas por las plantas de cemento con mejor desempeño. Id. en 54.976 (la plataforma MACT sobre la base de los niveles de emisión de las plantas que utilizan depuradores húmedos y / o inyección de carbón activado). La EPA ha decidido no establecer normas más allá de la plataforma estándar para el mercurio sobre la base de que las reducciones adicionales no pueden justificarse sobre la base de los costos relacionados. Id. en 54.980.
 
            Las regulaciones finales son consistentes con el texto de la ley en la Sección 112 y se traducirá en beneficios significativos para la salud de los ciudadanos de nuestros estados afectados por la peligrosa contaminación del aire de las plantas de cemento Portland. Por ejemplo, con respecto al mercurio, la EPA estableció la plataforma MACT para las emisiones de mercurio con una determinación basada en la tecnología compelida la Sección 112, es decir, mediante la evaluación de las fuentes de mejor desempeño en la industria como lo exige la ley. La agencia procedió a considerar el costo para decidir si hay que establecer también estándares más allá- de la plataforma-para el mercurio y determinó que exigir reducciones adicionales de emisiones sería demasiado caro. Este enfoque es exactamente lo que el Congreso desea que esta agencia haga cuando decide qué parámetros de sus operaciones usar en el tratamiento de contaminantes peligrosos del aire.

            Con respecto a los beneficios para la salud de las regulaciones, a partir de 2013, la fecha para el cumplimiento de los estándares MACT, las emisiones de mercurio de las plantas de cemento se redujo en 16.600 libras al año, una reducción de aproximadamente el 92 por ciento. Como la evidencia científica muestra las fuentes de emisión de mercurio - tales como plantas de cemento Portland - pueden tener repercusiones locales y regionales, las reducciones en las emisiones de mercurio beneficiarán la salud pública y medio ambiente en nuestros Estados, y en todo el país.

            Además de las reducciones de de mercurio, las regulaciones de la EPA requieren las nuevas y existentes plantas de cemento limpien las emisiones de otros contaminantes dañinos, reducir colectivamente las emisiones de ácido clorhídrico en un 97 por ciento, las emisiones de partículas en un 92 por ciento, el total de hidrocarburos en un 83 por ciento y las emisiones de dióxido de azufre en un 78 por ciento. Basado en el análisis de la EPA, estas regulaciones evitarán que se produzcan aproximadamente 2.500 muertes prematuras. Adicionalmente, los beneficios para la salud de la reducción de partículas por sí solas ascienden a un total de entre  $ 6.7 y $ 18 mil millones al año, en comparación con el costo proyectado de $ 350 millones para las plantas de cemento Portland combinadas para cumplir con las regulaciones.

            Contrario a las afirmaciones de los partidarios de H.J.Res.9, el bloqueo de las regulaciones de la EPA no es tampoco necesario para asegurar la continua vitalidad de la industria del cemento en nuestro país. Tecnologías de control de la contaminación para las plantas de cemento Portland están fácilmente disponibles. Debido a que son empresas estadounidenses las que fabrican los equipos de control de la contaminación y los trabajadores que instalan y mantiene este equipo, las afirmaciones de que los reglamentos de la EPA costarán  miles de empleos son erróneas. De hecho, el análisis de la EPA muestra que el efecto neto de las regulaciones sobre los trabajos es presumiblemente positivo - potencialmente resultando en la creación de hasta 1,300 nuevos empleos.

            En resumen, nuestros estados han estado luchando por varios años para asegurar que nuestra ciudadanía  esté protegida del mercurio y otros contaminantes atmosféricos nocivos emitidos por fábricas de cemento Portland. Nuestros esfuerzos ayudaron a compelir a la EPA a establecer estándares sobre emisiones que cumplen con la ley ayudando a nuestro aire a ser mas limpio, sin consecuencias económicas negativas.

   
Dado su historial de apoyo las enmiendas del 199-0 a la Ley de Aire Limpio, que establece los requisitos de la EPA para adoptar los reglamentos de algunos ahora pretenden revocar, esperamos que, como Presidente del Comité de Energía y Comercio, se opondrá a HJRes.9, garantizando que los ciudadanos y el medio ambiente en nuestros Estados puedan disfrutar de los importantes beneficios de la calidad del aire.
             
Sinceramente,

Eric T. Schneiderman, Fiscal General del Estado de Nueva York
George C. Jepsen, Fiscal General del Estado de Connecticut
Joseph R. Biden, III, Fiscal General del Estado de Delaware
Douglas F. Gansler, Fiscal  General del Estado de Maryland
Martha Coakley, Fiscal General del Estado de Massachusetts

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau