Fandango Comunicado de Prensa

PROCURADOR GENERAL CUOMO INVESTIGA A 22 POPULARES COMPAÑÍAS DE VENTA POR INTERNET POR CONECTAR A SUS CONSUMIDORES CON CLUBES DE DESCUENTOS QUE REALIZABAN CARGOS OCULTOS

Cuomo Forja un Acuerdo Sin Precedentes con Fandango Para Proteger a los Compradores "En Línea" del Cobro de Cargos Ocultos; Esa Compañía Detendrá Permanentemente su Práctica de Pasar la Información de sus Clientes a los Vendedores de Clubes de Descuento

NUEVA YORK, NY (27 de enero del 2010) – El Procurador General del Estado de Nueva York, Andrew M. Cuomo, anunció hoy que su Oficina está investigando a 22 populares compañías de venta por Internet que de forma engañosa conectan a consumidores insospechados a programas de membresía – que son sostenidos por pagos de cuotas –  los cuales realizaban cargos no autorizados bajo la apariencia de ofertas de descuentos. La Oficina de Cuomo también alcanzó un acuerdo con la compañía de ventas de boletos de cine por Internet Fandango para terminar con prácticas similares.

La investigación de Cuomo descubrió que cuando los consumidores hacían compras “en línea” en tiendas que les eran familiares a ellos, muchas veces se les presentaba una oferta de incentivo para un descuento o de entrega en efectivo (cash-back) al ellos completar su compra. Cuando los consumidores hacían “click” en la gráfica del descuento o del incentivo, éstos eran dirigidos, sin su conocimiento, a la página web de un vendedor de programas de membresía la cual está separada del sitio web perteneciente a la tienda a la que hizo la compra por Internet. El consumidor es entonces instruido a través de un gráfico grande y colorido y mensajes de voz a aceptar el descuento o incentivo. La información sobre lo que le pasaría al consumidor al unirse al programa de membresía y sus ramificaciones – incluyendo el hecho de que el consumidor estaba acordando transferir la información de sus cuentas de tarjetas de crédito y débito – estaba enterrada bajo las letras pequeñas y el recargado texto de la oferta. Entonces en las facturas de las tarjetas de crédito y débito comenzaban a aparecer cargos pequeños y recurrentes provenientes de compañías que no les eran familiares a los consumidores. Debido a que la cantidad en dólares era poca, los cargos podrían pasar desapercibidos por algún tiempo.

“Este esquema de la Internet ha impactado las finanzas y a puesto a prueba la paciencia de decenas de millones de consumidores a nivel nacional. Compañías reconocidas están timando a los consumidores a aceptar ofertas de vendedores terceros, los cuales entonces removían el dinero (siphon) de las cuentas de los consumidores”, dijo el Procurador General Cuomo. “Felicito a Fandango por hacer lo correcto al terminar la práctica de compartir la información financiera de los consumidores con estos vendedores de clubes de descuento. Yo espero que otros negocios sigan el ejemplo de Fandango y adopten estas reformas para proteger a los consumidores que hacen compras ‘en línea’”.

Cuomo ha enviado órdenes de entrega de documentación (subpoenas) a 22 reconocidas compañías que tienen tratos de negocios con las tres más grandes compañías que ofrecen estos programas de descuento: Webloyalty, Trilegiant/Affinion y Vertrue. Las subpoenas buscan información sobre sus prácticas de compartir la información de las cuentas de los consumidores con compañías de programas de membresía; su conocimiento sobre cualquier solicitación engañosa; y compensación de parte de las compañías de membresía. Las tiendas ‘en línea’ investigadas incluyen a: Barnes & Noble, Orbitz.com, Buy.com, Ticketmaster.com, MovieTickets.com, FTD.com, Shutterfly.com, 1-800Flowers.com, Avon.com, Budget, Staples.com, Priceline.com, GMAC Mortgage, Classmates.com, Travelocity, Vistaprint, Intelius, Hotwire.com, Expedia/Hotels.com, Columbia House, Pizza Hut, y Gamestop/EB Games.

Las compañías de programas de membresía entran en acuerdos altamente lucrativos con tiendas y bancos, los cuales les generan millones de dólares en ingresos cuando sus clientes hacen “click” en incentivos engañosos o se convierten en enrolados sin su conocimiento. Los tres vendedores de programas que están siendo investigados generan un ingreso de más de $1 billón por año, la mayoría del mismo es amasado a través de fraude. 

El esquema también se lleva a cabo vía correo postal: vendedores de programas de membresía envían cheques a consumidores acompañados de solicitaciones marcadas con el nombre de marca de negocios o bancos con los cuales el consumidor ha tenido transacciones. Los consumidores frecuentemente no se dan cuenta que al cambiar en efectivo esos cheques, ellos se están enrolando en un programa de membresía que incluye cuotas mensuales porque las solicitaciones muchas veces crean la falsa impresión de que el cheque se les provee como reembolso o recompensa por patrocinar los negocios en el pasado. El hecho de que los consumidores se estén enrolando en un programa basado en el pago de cuotas, por el cual ellos incurrirán en cargos mensuales, sólo es revelado de forma inconspicua sobre la línea de endoso en el cheque.

La Oficina del Procurador General ha recibido numerosas quejas de Niuyorquinos que han incurrido en cargos no autorizados bajo estas circunstancias. Muchos consumidores han reportado que las compañías que ofrecen programas de membresía les hacen difícil cancelar las membresías y obtener reembolsos completos de los cargos no autorizados. Por lo menos una compañía de programas de membresía trata de limitar los reembolsos al cargo de un sólo mes, aunque el consumidor haya sido sujeto a cargos no autorizados de meses o hasta años.

Recientemente, la Oficina del Procurador General intervino en una demanda legal colectiva (class-action lawsuit) contra Webloyalty para asegurar que el acuerdo al que se llegue (settlement) incluya el reembolso completo a los clientes elegibles que fueron engañados. Previo a la intervención del Procurador General, el settlement limitaba los reembolsos sólo a dos meses.

Como parte del acuerdo con la Oficina del Procurador General, la compañía de ventas de boletos de cine por Internet Fandango acordó terminar – de forma permanente – con la práctica de compartir la información de las tarjetas de crédito y débito de sus clientes con vendedores de programas de descuento. La compañía también implementará reformas para proteger a los compradores “en línea” de ser engañados por anuncios publicitarios que ofrecen descuentos y dinero en efectivo (cash-back) los cuales aparecen en el sitio web de la compañía. Fandango suspenderá contratos con cualquier vendedor de programas de descuento mientras implementa estos cambios, y la compañía pagará $400,000 hacia un fondo que será utilizado en beneficio de los consumidores. Fandango también adoptará las siguientes reformas:

  • Revisará y aprobará todas las ofertas de incentivos de Fandango hechas en conexión a compras realizadas “en línea”, y le requerirá a cualquier vendedor de clubes de descuento contratado que provea la cantidad de consumidores de Nueva York que se enrolaron en esos programas y las quejas recibidas de parte de esos consumidores
  •   Explícitamente le advertirá a los consumidores que ese incentivo es ofrecido a cambio de unirse a un club de membresía que pertenece a otra compañía separada
  • Explícitamente le notificará a los consumidores que, cuando ellos son redirigidos al sitio web de un vendedor de clubes de descuento, ellos están dejando el sitio web de Fandango
  • Asegurarse que todas las ofertas de entrega de dinero en efectivo (cash-back) o reembolso hechas por vendedores de clubes de membresía contratados cumplan con las leyes de reembolso del Estado de Nueva York al proveer formularios e información para redimir esos reembolsos al momento que se realiza la oferta

Stacey Olliff, Vice Presidente Senior para Asuntos Legales y de Negocios de Fandango, dijo, “Fandango está complacido de jugar un rol de liderato junto al Procurador General de Nueva York para promover prácticas responsables de mercadeo en la industria del comercio electrónico relacionadas a los programas de membresía ‘en línea’. Nosotros compartimos el deseo del Procurador General Cuomo de asegurar que todos los consumidores, y en particular los clientes de Fandango, estén completamente informados y apoyados en su evaluación de e inscripción en programas de membresía ‘en línea’”.
Los consumidores pueden minimizar las posibilidades de ser victimizados al leer cuidadosamente las letras pequeñas del texto relacionado a cualquier oferta de descuento o servicio, particularmente cuando realizan compras en la Internet. También, los consumidores no deben cambiar en efectivo ningún cheque que no fuera solicitado por ellos y que fuera recibido por correo postal sin antes leer letras pequeñas del texto que aparecen en la parte de enfrente y al dorso del cheque, así como cualquiera de los materiales que acompañan el cheque.

El Procurador General urge a los consumidores a que revisen cuidadosamente los estados de cuenta de sus tarjetas de crédito y débito cada mes. Los consumidores que descubran cargos no autorizados en la cuenta de una tarjeta de crédito o débito se les exhorta a que contacten a la Procuraduría General al 1-800-771-7755 o que visiten el sitio web www.ag.ny.gov.

Esta investigación está siendo manejada por la Sub Procuradora General Amy Schallop, el Abogado Especial Carolyn Fast, los Sub Procuradores Generales Jennifer Huber, Brian Montgomery y Harkiranjit Chahal del Buró de Protección Contra Fraudes al Consumidor, bajo la supervisión del Jefe del Buró, Joy Feigenbaum.

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau